La UE abre negociaciones de adhesión con Ucrania tras superar el veto de Hungría | Internacional

La UE ha acordado este jueves dar un paso crucial y abrir negociaciones con Ucrania para su integración en el club comunitario. Los Veintisiete han salvado el veto de Hungría y de su primer ministro, Viktor Orbán, que se había negado tajantemente a iniciar el histórico proceso. El anuncio lo ha realizado en redes sociales el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, en el transcurso de una cumbre de jefes de Estado y de Gobierno en Bruselas. Con esta decisión se desbloquea el punto más sensible de ese encuentro europeo, en el que los líderes de la UE han tratado de visibilizar que su apoyo a Kiev no flaquea mientras Rusia mira de reojo los pasos de los Estados miembros.

“Esto es una victoria para Ucrania. Una victoria para toda Europa”, ha celebrado el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, minutos después de hacerse pública la decisión. Horas antes de adoptarse, Zelenski había apelado con solemnidad a los líderes de la UE. “Hoy les pido una cosa: no traicionen al pueblo [ucranio] y su fe en Europa”, había instado, poco antes de la decisión, Zelenski en una intervención por videoconferencia ante la cumbre. “Hoy es un día especial. Y este día pasará a la historia. Ya sea bueno o malo para nosotros, la historia lo capturará todo. Cada palabra, cada paso, cada acción e inacción. Quién luchó por qué”, ha recalcado. Y ha añadido: “Es muy importante que Europa no vuelva a caer en la indecisión hoy. Nadie quiere que se considere que Europa no es digna de confianza o incapaz de tomar las decisiones que preparó. La gente en Europa no entenderá si la sonrisa de satisfacción de Putin se convierte en la recompensa por una reunión en Bruselas”. Además de a Ucrania, la UE también tiende la mano a la adhesión de Moldavia.

Se trata, como ha recordado Zelenski, no solo del apoyo a Kiev, sino de la resistencia de la UE en ese sostén. A su llegada a Bruselas, el primer ministro holandés, Mark Rutte —probablemente en uno de sus últimos Consejos Europeos, tras anunciar este verano su retirada de la política y las elecciones de noviembre en las que venció la ultraderecha—, ya había definido la reunión como “decisiva”. “Tenemos que mostrar nuestro compromiso con Ucrania”, ha reclamado la primera ministra de Estonia, Kaja Kallas. Sobre la mesa, dos elementos “cruciales” para Ucrania, han dicho Rutte y Kallas: la decisión sobre iniciar el diálogo para su adhesión a la UE y un paquete de 50.000 millones de euros a cuatro años, que los líderes negocian ahora. Esta cantidad formaría parte de una revisión más amplia del marco financiero plurianual, que tiene otros ingredientes, como un nuevo capítulo para gestión de inmigración o competitividad. Hungría había bloqueado hasta este jueves ambos elementos. Las discusiones ahora son técnicas.

Sigue toda la información internacional en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *