Iñaki Williams, protagonista de un viaje fantástico | Fútbol | Deportes

Bilbao se pegó el martes al televisor o al ordenador. Cundía la ansiedad por conocer el resultado del partido entre Camerún y Gambia de la Copa de África. Ese inusual interés se debía a que la victoria de uno de los dos equipos eliminaba a Ghana y permitía a Iñaki Williams regresar a Bilbao. ¿A tiempo para la Copa?

4

Julen Agirrezabala, Daniel Vivian, Aitor Paredes, Yuri, Lekue (De Marcos, min. 90), Vesga (Unai Gómez, min. 45), O. Sancet, Benat Prados (Ander Herrera, min. 90), Nico Williams, Malcom Adu y Guruzeta (Villalibre, min. 73)

2

Barcelona

Iñaki Peña, Koundé, Ronald Araújo, Alex Balde (Hector Fort, min. 22), A. Christensen (Pau Cubarsí, min. 69), Pedri (Sergi Roberto, min. 98), Gündogan, Frenkie De Jong, Ferrán Torres, Lewandowski (João Félix, min. 77) y Lamine Yamal

Goles 1-0 min. 1: Guruzeta. 1-1 min. 26: Lewandowski. 1-2 min. 31: Lamine Yamal. 2-2 min. 48: O. Sancet. 3-2 min. 106: Williams. 4-2 min. 120: Nico Williams.

Árbitro José María Sánchez Martínez

Tarjetas amarillas A. Christensen (min. 16), Hernández Creus (min. 17), O. Sancet (min. 35), Ferrán Torres (min. 82), Hector Fort (min. 84), Lamine Yamal (min. 95), Ander Herrera (min. 108), Frenkie De Jong (min. 114), Sergi Roberto (min. 117) y Nico Williams (min. 121)

El delantero rojiblanco tomó un avión de Air France en Abiyán que le dejó en el aeropuerto Charles de Gaulle de París a las siete de la mañana; el Athletic fletó un vuelo privado, 6.000 euros de coste, que recogió al jugador en el aeródromo de Le Bourget y aterrizó en Bilbao poco después de las 11.00 horas. Fue el vuelo más seguido en el mundo a través de la web flightradar, tal era la ansiedad de los aficionados rojiblancos por el regreso de su figura.

“¿Qué tal?”, le preguntaron nada más tomar tierra. “Bien, preparado. A ganar”, respondió sonriente, mientras montaba en el coche de Mikel González, director de fútbol del Athletic, para incorporarse a la concentración del equipo, a menos de un kilómetro de San Mamés. Valverde le esperaba, sus compañeros también.

Comenzó en el banquillo, gritó con rabia el gol de Guruzeta antes de que se cumpliera el primer minuto; se enfadó con los dos del Barça y en el descanso estiró las piernas con el balón. Poco después de que comenzara la segunda parte se puso a calentar en la banda y la afición le recibió con una ovación, que se hizo estruendosa cuando saltó al campo. Dudó en ocasiones con el balón en los pies, pero se fue entonando según pasaban los minutos. Llegó la prórroga y era uno de los más frescos sobre el césped; la paliza de futbolistas como Prados o Sancet estaba siendo descomunal.

Y el éxtasis llegó a San Mamés cuando estaba a punto de finalizar la primera parte del tiempo extra, cuando Jauregizar, un futbolista de Bermeo –había dos sobre el césped, porque Unai Gómez también es del pueblo marinero–, robó en la banda y su esfuerzo acabó en las botas de Iñaki, que a la primera estrelló la pelota en el poste, con Peña batido, y a la segunda lo introdujo en las mallas. El presidente, Jon Uriarte, estricto en el gasto, debió pensar que los del avión eran los 6.000 euros mejor gastados de la temporada. “Ni en el mejor de los sueños. Ha salido todo perfecto”, comentaba Williams al final, tras festejar junto a su hermano el pase a semifinales. “Ayer me imaginaba poder estar aquí, después de una eliminación bastante dura [en la Copa África]. Quiero agradecer al Athletic por hacer todo lo posible por estar aquí y a la afición por recibirme con los brazos abiertos”.

El jugador rojiblanco, que tuvo una escasa participación con la selección de Ghana, apuntaba que, “parece escrito que yo estuviera aquí. El viaje ha sido largo, pero tenía mucha ilusión por estar con mis compañeros. Queremos la Copa y vamos a hacer todo lo posible por conseguirla”.

Para su entrenador, Ernesto Valverde fue, “una noche para recordar. Ha sido un partido que ha tenido de todo, tuvimos que remontar, ellos también nos remontaron. Pero al final, se ha decantado a nuestro favor con los goles de Iñaki y de Nico”. Sobre el regreso a tiempo de Williams apuntó que, “el hecho de que Iñaki estuviera aquí ha sido un impulso anímico importante. Si escribes un guion, quieres que salga así. Entró muy revolucionado, pero después fue mejorando y se ve que lo ha disfrutado”.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *